En 2015, el 31% de la población activa con discapacidad se encontraba en situación de desempleo. La diferencia con la población sin discapacidad es de nueve puntos porcentuales, multiplicando la tasa de paro de la población con discapacidad por 1,4. En la evolución de las tasas de paro de las personas con y sin discapacidad durante los últimos años, se observa un incremento muy acusado para ambos colectivos hasta el año 2013, iniciándose desde entonces un ligero descenso, aunque aún lejos de los datos “pre crisis” dado que en 2015 las personas con discapacidad suman casi 15 puntos de paro respecto al 2008 y las personas sin discapacidad 10 puntos.

Infograf07b