Las personas con discapacidad evidencian una desventaja en cuanto a resultados de inclusión económica, cuantificada en una distancia del casi un 33% respecto al nivel que alcanza la población general en esos mismos indicadores. Los indicadores en los que la desventaja es más evidente son por este orden, el indicador 7 (% población sin equipamiento básico), el indicador 4 (% de población en pobreza severa) el indicador 1 (% de población en situación laboralmente activa) y el indicador 2 (% población parada. Como dato relevante, la población con discapacidad presenta una ligera ventaja en el indicador 6, referido a percepción de ingresos por trabajo o prestaciones, relacionado obviamente con la población con discapacidad en situación inactiva, que percibe prestaciones.

Infograf12