Al analizar la evolución de la participación en el mercado de trabajo en función de la discapacidad durante el período 2008-2014, se observa una baja tasa de actividad de la población con discapacidad, aunque en ligero crecimiento. Para el año 2013, la tasa de actividad de las personas con discapacidad en España era del 38%, menos de la mitad que la de las personas sin discapacidad, que era del 77%. En los últimos años ha ido creciendo esa tasa de actividad de las personas con discapacidad (en 2008 era del 33,4), manteniéndose la brecha en relación con la población sin discapacidad más o menos estable.

Tasa de actividad y discapacidad