La discapacidad es un fenómeno social fuertemente relacionado con dos variables: género y edad. Conforme avanza la edad, se incrementa el riesgo de encontrarse en situación de discapacidad. La proporción entre varones y mujeres con discapacidad es similar hasta la edad adulta, pero a partir de este punto el número de mujeres es considerablemente mayor al de hombres, hasta superar una razón de 2.5 mujeres por cada varón con discapacidad, en los tramos de edad más avanzada. El 61 % de las personas con discapacidad son mujeres. En el gráfico se muestra la población con discapacidad reconocida oficialmente, por género y grupos de edad, en el año 2013.

Gráfico: Discapacidad, género y edad. 2013. En el gráfico se muestra la población con discapacidad reconocida oficialmente, por género y grupos de edad, en el año 2013.